Bendición locales de radio Caceres

El Señor Obispo Don Manuel Llopis Iborra, con la presencia de autoridades e invitados bendice los locales del Diario Extremadura en la barriada de «la Madrila».

Lugar donde se tomó: Diario Extremadura
Año: 1973
Autor:  Juan Guerrero
Fuente: Juan Guerrero

Alfonso Galán Belgrano "el chato petaca".

Este señor, que recorría los barrios cacereños rifando y vendiendo golosinas, Alfonso Galán Belgrano «el chato petaca».

Lugar donde se tomó:
Año:
Autor:
Fuente:

El practicante, Agustín Orozco Avellaneda

Orozco fue uno de los practicantes más famosos de Cáceres. Trabajó incansablemente en el Hospital Provincial, fue podólogo, presidente de la Cooperativa Nuestra Señora de la Asunción y miembro activo de la Lucha Antituberculosa Española. Durante años siguió el pulso de nuestra ciudad desde el periódico y desde aquella inolvidable revista radiofónica de más de ciento y pico de emisiones que realizó en Radio Cáceres.

Lugar donde se tomó:
Año:
Autor:
Fuente: Fidel Carrero

Monumento de Muñoz Chaves

Monumento de Muñoz Chaves inaugurado en el 1919 en el lugar que hoy esta la fuente luminosa , para lo que fue trasladada en el 1964 al actual sitio, que hoy esta en el parque

Lugar donde se tomó:
Año: 1920
Autor:
Fuente:

Inauguración del Museo Provincial de Cáceres en el 1932

Inauguración del Museo Provincial de Cáceres en el 1932 por el Alcalde, el señor Antonio Canales , a la puerta de la casa de las Veletas

Lugar donde se tomó:  Museo Provincial de Cáceres
Año: 1932
Autor:
Fuente:

 

Lugar donde se tomó:
Año:1959(grupo)
Autor:
Fuente:

Germán Rubio Andrada, Alcalde de Cáceres

«Mi suegro, Germán de Manuel y su abuelo Germán Rubio Andrada, por entonces Alcalde de Cáceres y según las crónicas de la época: un buen hombre, honrado y honesto»

Paula Tejeda

Lugar donde se tomó:
Año: 1923
Autor:
Fuente: Paula Tejeda

La Infanta Isabel de Borbón hace entrega de la bandera

«La Infanta Isabel de Borbón hace entrega de la bandera al coronel del Regimiento Segovia nº15, en presencia del Alcalde de Cáceres, mi bisabuelo, German Rubio Andrada, el día 4 de octubre de 1919».

Germán de Manuel Tejado

Lugar donde se tomó:
Año: 1919
Autor:
Fuente: Germán de Manuel Tejado

Infanta Isabel de Borbón

«Foto dedicada por la Infanta Isabel de Borbón al Alcalde de Cáceres, mi bisabuelo Germán Rubio Andrada, con motivo de su visita a Cáceres para la entrega de la Bandera del Regimiento Segovia nº 15 en el año 1919».

Germán de Manuel Tejado

Lugar donde se tomó:
Año: 1919
Autor:
Fuente:  Germán de Manuel Tejado

Leopoldo el de la bici

 

Lugar donde se tomó: Cánovas
Año: 1992
Autor: Antonio García
Fuente: Antonio García

Bodas de Oro de la Caja de ahorros de Cáceres
El 2° de derecha a izquierda es mi abuelo Don Federico Candela Guillen que era consejero de la entidad en esos años (de la fila principal) también está Don Alejo Leal (fundador de la Caja) junto a Don Manuel Llopis Obispo de Coria-Caceres y al otro lado Don Luis Ordoñez (Director General ). De todos los que salen en la fotografía sigue vivo Don Francisco Bravo (1° de la fila de arriba, con bigote y gabardina y supongo que el niño también.
Federico Crespo Candela

Lugar donde se tomó: Salida del Santuario de la Virgen de la Montaña
Año: 1956
Autor:
Fuente: Federico Crespo Candela

D. Ricardo Villalba Rubio, general de brigada.

No voy aquí a hacer un panegírico de D. Ricardo Villalba Rubio, general de brigada destinado en Cáceres como Gobernador Militar a principios del año 1952, sino simplemente quisiera recordarlo en la faceta que yo conocí de él y mi admiración por su intensa biografía militar.
A poco de su incorporación al Gobierno Militar, preguntó en su entorno, si sabían de alguien que jugara al tenis en Cáceres. La respuesta inmediata fue :»los Romero». Entró en contacto con mi padre, a la sazón Interventor de fondos públicos de la Diputación Provincial y le propuso recogernos en nuestro domicilio para entablar una relación tenística que duró hasta que abandonó nuestra ciudad a finales de 1954.
Mutilado en Rusia por los efectos de una granada, no tenía el hombro izquierdo, por lo que se veía obligado a sacar lanzando hacia arriba la pelota, flexionando la muñeca al máximo. Jugaba descalzo y era hueso duro de roer. De gran físico, defendía cada pelota como si se tratara de una posición. Era de gran afabilidad y campechanería, tratando a sus soldados en manera familiar y próxima.
A nosotros nos recogía en su coche oficial, un Ford de ocho cilindros con banderín desplegado, que causaba sensación cada vez que paraba a la puerta del chalet donde vivíamos.
Como recogepelotas, mandaba a la Ciudad Deportiva a dos soldados, en ocasiones amigos nuestros que hacían la “mili” en el Gobierno Militar y a los que siempre nos daba apuro verles correr tras las pelotas. Se lo dijimos al General y éste nos respondió:
-«No os preocupéis, son “enchufados” y están contentísimos de venir».
Solíamos ir con él, mi padre, mis dos hermanos mayores y yo, pero sucedía a veces que en ausencia de alguno de ellos, me metía yo en el dobles y disfrutaba de lo lindo en aquellas buenas pistas de tierra batida, que gracias al General, siempre estaban en perfecto orden.
En cierta ocasión, me cupo el honor de ser el único que le acompañara y a mis 16 años me sentí de lo más importante, sentado con él en el asiento trasero del Ford y jugando en individuales un partido que me ganó a sus 60 años de edad.
En aquellos tiempos, solo sabíamos de él, que había luchado en Rusia contra el bolchevismo y que había acompañado a Moscardó en el sitio del Alcázar de Toledo. Hoy y gracias a Internet sabemos quien fue nuestro amigo y compañero de tenis el General D. Ricardo Villalba Rubio y yo me siento muy orgulloso de haber estrechado su mano en múltiples ocasiones.
Mi padre aparece en el centro de la fotografía.   

Pablo Romero Montesino-Espartero

Lugar donde se tomó: Plaza de Santa María en alguna conmemoració
Año: Años 50
Autor:
Fuente:
Más información del General Villalba: http://es.wikipedia.org/wiki/Ricardo_Villalba_Rubio